Someter el café a un proceso de liofilización ayuda a disminuir su peso y a conservar sus atributos como bebida caliente.

Consumir Café Liofilizado no solo es ideal para mantener la concentración, también lo es para el medio ambiente. Esta bebida produce residuos que pueden reutilizarse como generadores de energía sin provocar detrimentos al ecosistema.
Por su sabor y aroma, es un producto muy apetecible en los mercados internacionales. El hecho de que pueda re hidratarse con agua o leche sin que pierda el calor, sabor y el contenido de los nutrientes naturales, lo convierten en una bebida única en la industria nacional e internacional.
Este proceso, que sirve para retirar el agua y producir café soluble, se realiza desde tiempos inmemorables. Los indígenas Incas Liofilizaban los alimentos sometiéndolos a altas temperaturas en las noches para luego secarlos al sol.
Una vez re hidratada la comida, estas tenían un valor nutricional similar al de los alimentos frescos. Dicho tratamiento también reducía el peso de los víveres por la extracción del agua.
Curiosamente, los países que↵consumen más café en el mundo como Finlandia, Noruega, Islandia, Dinamarca y↵Holanda son los que tienen los mejores niveles de vida en todo el mundo.

Fuente: http://www.semana.com/especiales-comerciales/multimedia/especial-del- cafe/407550-3

Deja un comentario