Cada que llega la celebración del Día del Padre tenemos que resaltar la labor diaria que hace cada uno de ellos

Cada que llega la celebración del Día del Padre tenemos que resaltar la labor diaria que hace cada uno de ellos, son seres fundamentales para todos y convierten la vida de sus hijos en momentos inolvidables.

Pero si nos ponemos a pensar un poco más allá, qué tal que nuestros padres estuvieran hechos de café ¿Cómo serían?

Pues Buendía tiene la respuesta

Si tu papá fuera como café sería fuerte, para animarte cada mañana a afrontar tus días con toda la energía

Y sería dulce, para alegrarte en los momentos en los que te sientes triste.

También sería tierno para consentirte en la noche después de todas tus actividades diarias.

A la vez sería ligero, para estar siempre listo para salir a vivir las mejores cosas juntos.

Y sobre todo versátil, para resolver todas esas cosas que crees que no tiene arreglo.

Un papá siempre nos acompañara, es indispensable, es necesario y siempre hará algo bueno por nosotros, como el café, así que, si nuestro padre estuviera hecho de café, seguro seguiría siendo increíble.

Deja un comentario